GARA (12/11/07)

Un acto en Pikoketa recuerda a 13 irundarras fusilados por los fascistas

Oihana LLORENTE |

Medio centenar de personas se dieron cita ayer en las faldas de Aiako Harriak para recordar y rendir un sencillo homenaje a trece irundarras fusilados en 1936.

Familiares y amigos de aquellos jóvenes asesinados en manos de los fascistas participaron en el acto que se llevó a cabo en Pikoketa, ante el monolito que recuerda a los «gudaris de ayer y de hoy».

El homenaje, que consistió en una ofrenda floral, estuvo acompañado por txalapartaris y txistularis. Asimismo, en el acto se recordó la labor de estos trece irundarras que murieron a una temprana edad intentando parar la entrada de los fascistas a su localidad, Irun. De esta manera, trajeron a colación la lucha emprendida por estos jóvenes en favor de Euskal Herria, el euskara, la igualdad entre generos o una educación laica y pública.

El monolito, en el que se puede leer «Gu sortu ginen enbor beretik sortuko dira besteak», está colocado en el lugar en que se encontró una fosa común con los restos de los fallecidos, en 1978. A día de hoy, sus cuerpos reposan en el cementerio irundarra.

El acto finalizó con el himno de la República, así como con el Eusko Gudariak.

NOTICAS DE GIPUZKOA (12/11/07)

Oiartzun homenajea a trece republicanos fusilados en 1936

UN CENTENAR DE PERSONAS PARTICIPÓ AYER EN EL ACTO PROMOVIDO POR LA ASOCIACIÓN NICOLÁS GERENDIAIN

Donostia. Un centenar de personas participó ayer en Oiartzun en un homenaje a trece republicanos fusilados en 1936 celebrado en un paraje de la localidad donde se encuentra instalado un monolito en su memoria.

Familiares y amigos de los asesinados tomaron parte en dicho acto, apoyado por la Asociación Republicana Irunesa Nicolás Guerendiain, que tuvo lugar en las inmediaciones del caserío Pikoketa de Oiartzun, donde los republicanos fueron fusilados en agosto de 1936.

Según información recopilada por la Sociedad de Ciencias Aranzadi, sólo dos de los quince milicianos que se encontraban el 11 de agosto de 1936 junto al caserío de Pikoketa, donde tenían instalada una ametralladora, consiguieron escapar del ataque de las tropas fascistas, mientras que los trece restantes fueron fusilados.

fosa común Un centenar de personas se reunió a mediodía en el lugar en el que fue localizada en 1978 una fosa común con los restos de los fallecidos y en el que hay ahora levantado un monolito.

Fuentes de la Asociación Republicana Irunesa Nicolás Guerendiain indicaron que el acto celebrado ayer consistió en una ofrenda floral ante el monolito, donde se leyeron además unas palabras y se cantaron algunas piezas dedicadas a estos republicanos, cuyos restos reposan ahora en un cementerio irundarra.