BIDASOA (23/05/08)

Montse Armengou estará hoy en el Amaia con 'El convoy de los 927'

Iñigo morondo DV.IRUN.

Foto de Montse Armengou

La periodista Montse Armengou junto a una cámara.[f. de la hera]

La película:'El Convoy de los 927' es un documental que completa una trilogía de trabajos relacionados con la guerra civil. En este caso, sobre la relación del franquismo con los campos nazis de exterminio.

Los autores: Los periodistas catalanes Montse Armengou y Ricard Belis son los responsables de la serie documental.

La sesión:Hoy, a las 19.30 horas, la propia Armengou presenta la cinta que se proyectará a continuación.

Organiza:Asociación Republicana Irunesa Nicolás Guerendiain

La Asociación Republicana Irunesa Nicolás Guerendiain, ha organizado para las 19.30 horas de hoy la proyección en el Centro Cultural Amaia del documentalEl convoy de los 927. Para presentar el vídeo, la asociación contará con Montse Armengou quien, junto a su compañero Ricard Belis, firma este trabajo.

En realidad, la cinta es la tercera de una trilogía que hunde la cámara en lo más profundo del franquismo para exhumar «los aspectos más brutales y ocultos» de esta etapa. Con este documental, Armengou y Belis traspasaban además las fronteras españolas para acercar el objetivo de su cámara al campo nazi de Mathausen, donde los nazis exterminaron, según las estimaciones actuales, a 150.000 personas, entre ellos muchos republicanos. Las fuentes de las que beben los realizadores de la cinta son las de testigos vivos de aquella época cuyos conocimientos están siempre en riesgo de desaparecer con sus respectivas vidas. Es ese concepto de preservación de la memoria histórica que empezaba a eclosionar a finales de la pasada década y de la que fue hijo directoLos niños perdidos del franquismo, el primero de los tres documentales de la pareja catalana de periodistas. De aquel trabajo, dice la propia autora catalana, que «fue un punto de inflexión».

Admite que «se había abonado el terreno con muy buenas investigaciones» pero la crueldad que recogía aquel trabajo supuso «un punto de inflexión» porque presentaba como reales y ocurridas en España cosas que «se atribuían a otros regímenes totalitarios de otros países». De hecho, tantoLos niños perdidos del franquismo(2002) como su primera secuela,Las fosas del silencio(2003), tuvieron muchos problemas para su difusión en territorio español, mientras que los autores vendían esos trabajos «en medio mundo».

El convoy de los 927, de 2004, vivió un recorrido distinto. Hubo un cambio de Gobierno y con él, la autora cree que cambio también la manera de afrontar el pasado, de confrontar la historia contada con los testimonios bien distintos de quienes vivieron los sucesos en primera persona. Una generación que por razones de edad se va extinguiendo y de la que pronto apenas quedarán representantes: «Mucha gente que sale en nuestros documentales ya ha muerto. Por eso existe una urgencia de reconocer a las víctimas españolas en su lucha por las libertades y de darles voz para que puedan traspasar su historia a las generaciones posteriores».

Armengou recuerda que los testimonios de sus documentales son de personas que «hablaban públicamente de esto por primera vez, y si no lo habían hecho antes era por un miedo interiorizado a causa de 40 años de dictadura que no han podido superar en 30 de democracia por falta de políticas que dieran confianza a aquellas personas que sufrieron tan dura represión».