IRUN (30/05/10)

El homenaje republicano a Miguel Hernández llenó Irun de poesía

El Kabigorri, el viernes, y el Conservatorio, ayer, acogieron los actos centrales del programa de la Asociación Nicolás Guerendiain. La calle se convirtió en el principal punto de encuentro con el poeta

I. MORONDO

Affiches dans la rue

Poética plantación. Los versos de Miguel Hernández
atrajeron los ojos de jóvenes y mayores.
[F. DE LA HERA]

En el año en que se cumplen 100 de su nacimiento, la Asociación Republicana Irunesa Nicolás Guerendiain ha decidido homenajear la figura del poeta Miguel Hernández, una de las mejores plumas españolas del siglo XX.

Como la mejor manera de reconocer a un artista es difundir su obra, los promotores optaron por diseñar un programa interactivo y muy callejero para este fin de semana. El viernes arrancaron con el grupo baracaldés de La Fragua, en el ateneo Kabigorri. Sentido homenaje teatral-musical que vino precedido de un micro abierto para que ciudadanos anónimos leyeran versos del poeta. Participaron una docena de personas, que podría haberse duplicado si no se hubiera puesto fin a la sesión para que los tres actores de La Fragua pudieran tomar la palabra para emocionar a un Kabigorri repleto hasta los topes.

Sábado callejero

Ayer por la mañana diversas zonas verdes de la ciudad aparecieron decoradas con poesía. Cartelones con versos del poeta de Orihuela y con acotaciones del escritor baztandarra Hasier Larretxea llenaron los jardines de Ikust-Alaia, del Conservatorio, de Luis Mariano y de la entrada superior al parque de la Sargía, donde se encuentra la sede de la asociación republicana local.

La actividad se fue moviendo de un punto a otro, simultaneándose en algunos casos. La poesía, hincada en tierra, y la música en directo, con guitarra y flauta, eran buen reclamo para que decenas de personas se tomaran un respiro en su ajetreo de la mañana del sábado. Descansos que los voluntarios (y voluntariosos) miembros de la Nicolás Guerendiain aprovechaban para informar sobre qué estaban haciendo y por qué.

Tino, uno de los responsables de la organización mostraba su entusiasmo con el transcurrir de los actos, «porque estamos viendo que a la gente le ha gustado lo que hemos preparado y que muchos están conociendo hoy a toda una figura de la poesía como es Miguel Hernández».

El momento álgido tuvo lugar por la tarde, en el auditorio del Conservatorio. Allí se celebró el acto central de homenaje a aquel cabrero alicantino, al que siguió el cantautor Manuel Salguero para cerrar el programa.